Destino: quiero ser.     Ser, nada más. Y basta.

    Jorge Guillén

PROFE DE LENGUA

None but ourselves can free our minds (Bob Marley)

Generación del 98 y Modernismo

Una disquisición previa

Hace unos días, me encontré estas líneas en el prólogo de una antología de relatos ciberpunk (un género de ciencia-ficción):

      No hay casi ningún escritor al que le gusten las etiquetas, y en especial la de ciberpunk, dada su peculiar resonancia. Las etiquetas literarias conllevan una extraña manera de ofender por partida doble: a los que la reciben porque se sienten encasillados, y a los que no la reciben, porque han sido olvidados. Y, de alguna forma, las etiquetas colectivas nunca encajan del todo con el individuo particular, y por ello provocan una irritación compartida. De todo esto se deduce que el «típico escritor ciberpunk» no existe; este personaje es, simplemente, una ficción platónica. (…)

      Y, sin embargo, es posible hacer afirmaciones genéricas y amplias sobre el ciberpunk e identificar sus características comunes. Yo voy a hacerlo a continuación, ya que la tentación es demasiado grande como para resistirme. Los críticos, incluido yo mismo, persisten en hablar colocando etiquetas, a pesar de todas las advertencias. Debemos hacerlo así porque ésta es una fuente de conocimiento muy útil, que al mismo tiempo resulta muy divertida.

      Bruce Sterling (1986)

    Donde pone “ciberpunk”, cambiadlo por “Modernismo”, o por “Generación del 98”, y tendréis una introducción perfecta para el problema que surge al intentar definir con claridad estos conceptos, en esta época de nuestra historia literaria, quizás más que en ninguna otra.

    Ahora, vamos a centrarnos ya en nuestro asunto

1. Introducción

Modernismo y 98 son, fundamentalmente, las dos formas más destacadas de la actitud que los intelectuales y artistas españoles adoptaron ante la crisis de fin de siglo que, de forma generalizada, , pareció afectar a toda la cultura occidental (y a la sociedad en general, aunque en distintos grados según los países). En algún sitio recuerdo haber leído que eran “dos caras de la misma moneda”, pero esto sería simplificar en exceso: la compleja realidad vital y cultural de esta época no puede reducirse a sólo dos caras.

En muchos aspectos, podemos relacionar Modernismo y 98 con otras corrientes y actitudes como el malditismo, el dandismo, la bohemia o el decadentismo, que recorrieron Europa y buena parte de América, con importantes matices y diferencias temporales en cada país, a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, aunque a España solían llegar con un cierto retraso de años, o incluso décadas. Por supuesto, también cabría relacionarlos con otras corrientes filosóficas y vitales de mayor profundidad, pero dejaré que esto lo leas en los documentos que vienen a continuación.

Todo lo que pudiera yo añadir, lo encontrarás, mejor en estos documentos, así que te los presento ya sin más, aunque, seguramente, al final, acabes descubriendo que sigues sin tener un concepto claro de qué son Modernismo y 98, porque, seguramente, sea imposible dar definiciones claras que se ajusten a todos los escritores que vamos a estudiar. Te los presento en el orden que te recomiendo que llos leas, pero puedes hacerlo como prefieras.

Julián Marías: Centenario de la Generación del 98:

Artículo de 1971 (alguna de sus ideas están ya un poco superadas), en el que su autor intenta establecer el año “nuclear” de nacimiento de los miembros de la generación y además de establecer sus límites cronológicos, destaca entre otras estas características básicas:

  • La radical e irreductible individualidad de todos sus miembros, que sin embargo, no impide un claro “espíritu de grupo” forjado por amistades y relaciones muy estrechas y continuadas.
  • El carácter, en cierto modo de “generación perdida”, entre un régimen que los rechazaba en su juventud, y, cuando les llegaba el momento de predominio político y social, desplazados por la generación siguiente (la de Azaña u Ortega y Gasset).

PEDRAZA, F. y RODRÍGUEZ, M.: Fin de siglo

Amplio panorama sobre el contexto, fundamentalmente artístico y cultural, del fin de siglo español, acercamiiento a los conceptos de Modernismo y 98 y etapas cronológicas.

Alvar, C., Mainer, J.C., Navarro, R.: Fin de siglo y nueva estética

Caracterízación del fin de siglo español, en relación con fenómenos paralelos en el resto de Europa, con una breve reseña de autores poco conocidos (entre ellos, los miembros del denominado “98 menor”). Al final, se introducen los nombres fundamentales, que son los que estudiaremos a continuación.

Generación del 98 y Modernismo |